Recientemente se está presentando una importante reclamación por retraso en vuelos, debido a que las aerolíneas estadounidenses han hecho cancelaciones en cascada afectando las rutas en las que operaba la familia de aviones B737 MAX, protagonistas de los recientes accidentes aéreos en los que fallecieron trescientos cuarenta y seis pasajeros.

La familia de aviones B737 MAX estaba llamada a dominar en las operaciones de corto y medio radio, sin embargo, la suspensión de vuelos impuesta hace más de un mes no solo ha causado importantes problemas para su fabricante: Boeing, sino que las principales aerolíneas americanas que venían utilizando este modelo de avión sufren también las consecuencias.

A puertas de la temporada de verano es crítica la situación para las aerolíneas, para el fabricante de los aviones y por supuesto, para los pasajeros.

En EE.UU., alrededor de doscientos setenta y cinco vuelos diarios se han visto afectados. Las aerolíneas con más dificultades son: Southwest Airlines, American Airlines y United, quienes se han visto en la necesidad de utilizar aviones más grandes, propicios para rutas más largas.

En Latinoamérica, son cuatro las aerolíneas que tienen este modelo de aviones en sus flotas. Éstas han optado por una política mixta: Por un lado, han hecho uso de los aviones que tenían como respaldo para enfrentar averías (algunas veces en la fase final de su ciclo de vida) y, por otro lado, han dispuesto los aviones de medio y largo radio a rutas más cortas y han reducido la frecuencia en los vuelos con destinos en los que la demanda de viajeros es menor.

Un portavoz de la aerolínea Panameña Copa, señala que, pese a que seis de sus aviones se han visto forzados a quedarse en tierra, el impacto ha sido considerablemente menor al que han sufrido otras aerolíneas, como las estadounidenses, para las que las perdidas han sido terribles.

 

Ahora bien, ¿Cómo afecta a los usuarios el conflicto con los aviones B737 MAX?

Como afecta el retraso de vuelo a los clientes

Más allá de las precauciones, cambios y contingencias para solventar este inconveniente, las aerolíneas tendrán un aumento en los costos por reclamación. Además, los analistas de Raymond James, advierten: “Como operador, el verano es la época en la que quieres realizar más viajes, porque es cuando la demanda es alta y los precios son muy buenos para las aerolíneas”.

 En cuando a los consumidores, además de las cancelaciones y retraso en vuelos, pueden tener incrementos en los precios de los billetes.

 

¿Qué deben saber los usuarios sobre las reclamaciones por cancelaciones y retraso en vuelos?

La falta de confianza en los vuelos relacionados con los B737 MAX, está dejando pasajeros en tierra a lo largo y ancho del planeta, a continuación, resolveremos tres preguntas puntuales que se hacen los consumidores ante estas dificultades.

 

Te puede interesar: Caso de éxito – Compensación por retraso de vuelo


¿Qué obligaciones tiene la aerolínea con el usuario?

En la Unión Europea, la normativa en los casos de cancelaciones y retrasos esta regida por el reglamento comunitario y abarca todos los vuelos con destino u origen en algún país de la UE. Las aerolíneas están obligadas a ofrecer una alternativa para los pasajeros que no han podido volar, deben, además, brindar asistencia: manutención, alojamiento y traslados.

 

¿Se puede solicitar la devolución por el valor del billete?

Si, el consumidor puede pedir la devolución del dinero y buscar otro servicio que le sea útil para su viaje, la aerolínea cuenta con siete días después de la reclamación para devolver el importe. Para valores inferiores a EUR 2.000 no es necesario un abogado.

 

¿El usuario tiene derecho a indemnización?

Indemnización de vuelos


La comisión europea deja claro por medio de un informe que si la cancelación se produce porque el fabricante o la autoridad de seguridad sospechan que exista un fallo de seguridad en un aparato no hay derecho a compensación directa.

Para finalizar, la cancelación o retraso de los vuelos provoca innumerables problemas a los viajeros, que están teniendo inconvenientes para llegar a sus destinos y muchas veces pierden el vuelo de conexión. Por ello, es de vital importancia consultar un especialista en este tipo de reclamaciones que nos facilite una asesoría profesional sobre nuestros derechos como consumidores, qué podemos reclamar y definitivamente, a qué no tenemos derecho como usuarios ante la norma o el ente legislador.