A diario las compañías aéreas deben responder por cientos de reclamaciones que llenan sus ventanillas, a causa de pérdida de equipaje. Pese a esto, siguen siendo muchos los que deciden dejar las cosas así y abandonan el proceso, inclusive, antes de que inicie. Podría decirse que este es el primer error que como pasajero puedes efectuar. A continuación te diremos más errores que cometen los pasajeros a la hora de perder su equipaje.

 

Las esperanzas son casi nulas cuando estás en el aeropuerto esperando tranquilamente tu equipaje y este lastimosamente nunca llega. La mayoría considera innecesario interponer una reclamación, por lo cual se decide dejar el aeropuerto con dolor, al pensar que algo valioso, útil o importante se ha quedado quien sabe dónde.

 

El panorama anterior, para nuestra lástima, es más común de lo que nos imaginamos, ya que la afirmación constante es: ¿para qué sirve reclamar, si no va aparecer mi maleta? Puede que tenga razón una parte de la cuestión, pero ¿qué pasaría si te decimos que existe una alta posibilidad de recibir una indemnización a causa de las molestias ocasionadas por el accidente?, es muy probable que el panorama se torne distinto e incluso esperanzador.

 

Por lo anterior, vamos a enumerarte entonces los errores que puedes cometer, tal vez, por falta de información sobre el tema, y que te harían perder una indemnización razonable:

 

  • No conocer tus derechos: antes de preparar la maleta, tómate tu tiempo para leer tus derechos y obligaciones como pasajero, esto sin duda te ayudará a evitar dolores de cabeza. Hay muchos tutoriales en YouTube, e inclusive, varios de nuestros post podrían ayudarte a saber cómo debes llevar cabo tu viaje.

 

En caso de pérdida de equipaje, te recomendamos leer la Ley de Navegación Aérea y el Real Decreto 37/2001; de ser un viaje internacional, remítete al Convenio de Montreal de 2004.

 

  • No prestarles atención a los detalles: cuántas veces hemos cometido errores porque no prestamos la suficiente atención, y ojo, esto no solo pasa con las interacciones humanas. Uno de los principales problemas a la hora de reclamar una indemnización por pérdida de equipaje, radica en que puedes olvidar la totalidad de las pertenencias que tenías en él. Por eso te recomendamos que guardes la lista de pertenencias que envías a la compañía aérea; ya que esto determinará el valor de la indemnización.

 

  • Dar todo por sentado: la confianza puede ser un arma de doble filo, y no es para menos, ya que cuando pierdes tu equipaje, la situación no es la mejor para acudir a tu memoria. Cuando hagas solicitud de indemnización, la pregunta maestra es la valoración económica de los bienes perdidos. Así que te aconsejamos estar un paso más adelante. Al momento de realizar tu equipaje, lleva a cabo una revisión económica total de lo empacado. Solo tú sabes lo valioso que llevas en la maleta.

 

  • No cuidar los soportes: a cada pasajero le hacen entrega de una serie de documentos que le ayudan a conocer información básica para su viaje. Uno de esos, y que no debes perder de vista, es el billete o talón de equipaje. Dicho papelito ayudará a comprobar el peso y demás aspectos de tu maleta, por lo que trata de tener un duplicado del mismo.

 

  • Pensar que los procedimientos son innecesario: si te saltas los protocolos, no le podrán darle un sentido final a tu requerimiento, como factor central para ti, es conseguir información de utilidad, la cual solo puedes tenerla acercándote a la ventanilla de tu compañía aérea. No te dejes guiar por el comentario de quien tienes al lado. Dirígete al punto de información y exige el PIR, sin el diligenciamiento de ese formulario, en definitiva no podrás adelantar ningún trámite y por lo tanto, una vez hayas salido del aeropuerto, no podrás gestionar ningún proceso de indemnización.

 

Recuerda que, según los expertos, puedes reclamar entre 50 a 100 euros por día de retraso en la entrega de la maleta. De igual modo, de declarar oficialmente como perdido el equipaje, podrás solicitar hasta 1000 DEG o Derechos Especiales de Giro, los cuales equivalen en promedio a unos 1213 euros.

 

Así que no esperes más, infórmate y reclama.