Si en tu comunidad de propietarios hay uno o varios vecinos que no han pagado debidamente sus cuotas, y el resto de vecinos no sabéis qué hacer para reclamárselas, has llegado al lugar correcto. En este post vamos a contarte qué es lo que se puede hacer, qué trámites hay que seguir y cómo actuar para reclamar impagos de vecinos.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, cada copropietario tiene la obligación de pagar, según su cuota de participación, una serie de gastos tales como el mantenimiento de las zonas comunes y, en general, todos aquellos que no sean susceptibles de individualización. Además, puede haber ciertas derramas por gastos extraordinarios que hayan sido aprobadas por la Junta de Propietarios. Pero ¿y si hay algún vecino que decide no pagar cualquiera de estos conceptos? ¿Qué pueden hacer el resto? ¿Cómo deben actuar los que sí que pagan puntualmente? A continuación, te contamos cómo se debe actuar.

Pasos a seguir para reclamar cuotas impagadas

Podemos establecer siete grandes pasos para conseguir que el procedimiento sea un éxito.

  1. Convocar una Junta de Propietarios: Es importante que en el orden del día de la convocatoria se incluya la liquidación de deuda de cada propietario, haciendo mención expresa de su importe y de la aprobación, en su caso, de iniciar reclamación ante el juzgado.
  2. Notificación al vecino deudor: Cuando la Junta de Propietarios ha alcanzado un acuerdo, debemos ponerlo en conocimiento del deudor. Tendremos que hacer la notificación al domicilio que haya comunicado al secretario de la comunidad. Si no se hubiera facilitado una dirección, se hará al piso o local que tenga y, si ello fuera imposible, se podría colgar en el tablón de anuncios. Esta notificación debe llevar firma del secretario y el visto bueno del presidente y debemos tener constancia de que se ha entregado. Por ello, se recomienda elegir el burofax.
  3. Iniciar el procedimiento monitorio: Este procedimiento está previsto en la Ley de Enjuiciamiento Civil y tiene como finalidad que los acreedores puedan cobrar de forma rápida las deudas.
  4. Presentar demanda en el juzgado: Se ha de interponer en el juzgado de primera instancia de la localidad en la que se encuentre el inmueble y es imprescindible que adjunte la certificación del acuerdo al que se llegó en la Junta de Propietarios, la notificación al deudor y el justificante de gastos que el requerimiento previo haya generado.
  5. Respuesta del vecino moroso: Una vez que la demanda haya sido admitida a trámite, el deudor tendrá un plazo de veinte días para pagar la deuda, oponerse al pago de la misma o bien no hacer nada. S paga, pondrá el dinero a disposición en el juzgado. Si se opone, iremos a juicio, y si no hace nada, podremos solicitar que se embarguen los bienes del deudor hasta que cobremos la deuda en su totalidad.
  6. Privacidad del vecino deudor: Es muy importante seguir las directrices que marca la Ley de Protección de Datos.
  7. Contratar un abogado y un procurador: Será necesario cuando el vecino deudor se oponga en el procedimiento monitorio y la cantidad que se le reclame sea superior a dos mil euros. En ese caso, hay que tener en cuenta que los honorarios ha de pagarlos la comunidad de propietarios.

También te va a interesar: Nueva condena a Caja Mar por los gastos de hipoteca

Conclusión

Si estás planteándote qué hacer con un deudor en tu comunidad de propietarios, ten en cuenta ponerte en contacto con especialistas en este tipo de procedimientos. Así que ¡no dudes en hacerlo! Es la mejor forma de que puedan asesorarte bien y ayudarte durante todo el proceso.