La economía española ha estado bajo la lupa en los últimos años. Reformas van y vienen, reclamaciones y protestas frente a las entidades bancarias por la aplicación de procedimientos cuestionables y demás aspectos que sin duda han afectado los bolsillos de los españoles casi de manera masiva. Un ejemplo de ello son las hipotecas multidivisa, una forma de préstamo hipotecario que se destaca por sus ventajas a favor de los bancos.

Hipoteca multidivisa, es mucho lo que hemos escuchado sobre ella, ¿verdad?, sin embargo, es poco lo que se logra entender (eso es básicamente lo que le ocurre a la gran mayoría que firman un contrato bajo esta modalidad frente a un banco). Es por eso que antes de dar inicio al tema que nos concierne, vamos a explicaros lo qué es esta modalidad.

 

¿Qué es la hipoteca multidivisa?

se puede reclamar hipoteca multidivisa

Es una manera de préstamo hipotecario que se desarrolla bajo la regulación a monedas extranjeras, en especial los yenes y los francos suizos. Su origen se remonta al año 2000 y el boom de su implementación se dio en el 2007.

Su manera de funcionamiento confuso fue lo que la hizo tan fácil de ofertar, ya que se presentaba como una opción bastante atractiva, en especial tras la subida del euro, ya que los intereses se cobraban según el nivel bajo de otras monedas. Lo que no sabían gran parte de los clientes, es que la moneda es fluctuante y no siempre se mantendrá en un valor bajo, ya que el futuro económico es incierto; lo que hace de la hipoteca multidivisa un producto financiero de alto riesgo y que requiere de un amplio conocimiento en economía o, por lo menos, de una experiencia significativa en el campo.

 

¿Es posible reclamar?

Claro que sí, ante el panorama anteriormente mencionado, la negligencia de las entidades bancarias, las constante acusaciones por parte de los clientes y el abuso económico del que fueron víctimas, el Tribunal Supremo ha establecido una sentencia parcial de nulidad en los casos en los que los bancos no hayan explicado, informado y expuesto en su totalidad al cliente, el funcionamiento de la hipoteca, sus riesgos, complejidades y procedimientos, lo que acuñe directamente a una falta de transparencia y de información.

Se estima que son más de 70 mil afectado por este préstamo.

Un ejemplo de ello es la nulidad de la cláusula multidivisa por parte de la Audiencia Provincial de Valencia en un contrato regulado en yenes por un valor de 145.000 euros contratado al banco Caixabank.

Dicha nulidad se dio por falta de información de parte del banco ya que, aunque el cliente quería pagar menos por su hipoteca, no significaba que entendiera los riesgos de hacer un préstamo en otras monedas. Es por esto que la Audiencia obligó al banco, en las últimas semanas, a restituir las cantidades cobradas demás y a anular los intereses demora pactado en el contrato.

 

Te puede interesar: Hipoteca multidivisa: cinco consejos que debes conocer para reclamar

 

Como puedes darte cuenta, los tribunales y jueces están de tu lado. Mientras exista la demostración de la falta de parte del banco que atenta a la transparencia es posible reclamar.

Sin embargo, ten en cuenta:

  • No hay plazo límite para interponer tu reclamación.
  • Todos los afectados pueden reclamar, aun cuando ya hayan pagado su hipoteca.
  • Puedes exigir el cambio de conversión, dejando tu hipoteca en euros nuevamente.
  • La devolución del dinero deberá ser total según lo emitido por el juez.

Así que, si eres uno de los miles que se ha visto afectado por este préstamo, recuerda que puedes reclamar. No esperes más y busca asesoría.