Elegir IRPH de índice para hipotecas es una decisión que tomaron, en la época de la burbuja inmobiliaria, entre el 10 y el 15 % de las personas al contratar un préstamo hipotecario. Es bueno que sepas cuáles fueron las motivaciones de elegir este índice y no el Euríbor porque muchas personas consideraron en su día que era una manera de evitar problemas.

Las motivaciones que llevaron a elegir el IRPH

El principal problema de la elección del IRPH ha radicado, según el Abogado General de la Unión Europea (UE), en la falta de transparencia. Muchos clientes desconocían las consecuencias del contrato. No ha de extrañar que haya reclamaciones y que estemos ante un compás de espera previo al pronunciamiento definitivo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

También te va a interesar: «Pasos previos a realizar en la reclamación del IRPH«.

Uno de los problemas fundamentales está en que este tipo de hipotecas no se ha contratado en todo el país de forma uniforme. Las hipotecas con IRPH están concentradas en determinadas entidades financieras y en provincias muy concretas. En consecuencia, las sospechas de mala praxis por parte de algunos directivos de banca están justificadas porque la responsabilidad se centraría en casos concretos.

Lo que quizás no sepas es que otras personas sí contrataron hipotecas con el IRPH realizando un cálculo que resultaba aparentemente racional. Este índice podía ser una opción aceptable en determinados contextos económicos.

 

Las motivaciones que llevaron a elegir el IRPH

 

1. El IRPH es un índice menos volátil

El IRPH es un índice más estable que el Euríbor. Esto supone que, en momentos de aumento de los intereses, el IRPH crece en mucha menor medida y eso es positivo. El resultado es que, aunque pagas algo más de media, es posible no exponerte a grandes aumentos. Lo cierto es que este tipo de producto se contrató en gran medida al principio de la crisis económica o cuando la desaceleración ya era evidente.

¿Por qué sucede esto? Bien, el IRPH tiene en cuenta varios factores porque es la media de los intereses que se firman un mes tomando como referencias el Euríbor, las hipotecas fijas, comisiones y gastos. Cuando se paga una hipoteca hay que tener en cuenta, además, el diferencial a sumar con el índice. Este diferencial, en el caso del IRPH, es próximo a cero cuando los tipos de interés son bajos.

2. Había más contrataciones de hipotecas de interés variable

Cuando se firman más hipotecas a tipo fijo, el IRPH es un índice que tiende a subir más que el Euríbor. Lo cierto es que la crisis de 2008 llevó a que el número de hipotecas firmadas a tipo fijo aumentase como medida de prevención. Si en ese momento tomaste como referencia el IRPH frente al Euríbor, probablemente salieras perdiendo.

3. Muchos clientes fueron persuadidos de contratar esta opción

El IRPH no es un modelo en sí fraudulento, pero siempre que se expliquen bien las consecuencias que tiene. Muchas hipotecas se firmaron siguiendo este índice sin que el cliente conociese cuáles eran las implicaciones negativas que podía tener. Es aquí donde entra la falta de transparencia que ha denunciado el letrado de la UE.

Por un lado, cuando los tipos de interés bajan, el IRPH lo hace en mucha menor medida que el Euríbor. En segundo lugar, lo normal será siempre pagar más que con el Euríbor. Estos datos no eran conocidos por muchos clientes que confiaban en el criterio de su agente bancario. Quizá ese fuese tu caso.

Si estás interesado en reclamar a tu entidad financiera, saber por qué muchos optaron por elegir IRPH índice hipotecas te resultará útil. Una empresa especializada puede asesorarte para defender bien tus derechos.