El IRPH y sus sentencias van a tener consecuencias en las decisiones futuras de los jueces. Como sabrás, el IRPH es el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios. Por tanto, se puede definir como un tipo de interés al que se referencian los intereses de los préstamos hipotecarios a tipo variable, o tipo mixto en su parte variable. Sin embargo, frente al IRPH, el cliente se encuentra desprotegido al no haber suficiente transparencia. Por eso, cada vez son más los que reclaman.

 

¿Cómo influirán las decisiones de IRPH de los jueces en las sentencias futuras?

De acuerdo con la Orden Ministerial EHA/2899/2011, de 28 de octubre de 2011, estaba previsto que este tipo de referencia desapareciera seis meses más tarde. Sin embargo, continuó aplicándose generando miles de afectados. Por ahora, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado a favor del consumidor. Sin embargo, no es preceptiva para los jueces.

 

Decisiones que se han tomado hasta ahora

Por ahora, las decisiones han sido mayormente favorable para los consumidores, con la excepción de algunas Audiencias Provinciales, que acumulan más de 11 fallos que dan la razón a los bancos. También destaca el caso de una sentencia en Tarragona, en la cual, a pesar de que se le daba la razón al consumidor, se sustituyó por el IRPH de los bancos en lugar de por el Euríbor, lo cual no resultó especialmente beneficioso para el usuario.

 

¿En qué lugar se quedará el consumidor?

Las decisiones judiciales sobre el IRPH no asientan ninguna ley preceptiva para futuras decisiones. Sin embargo, lo que sí es cierto es que se tiende a seguir la jurisprudencia que se va asentando. Si tenemos en cuenta este hecho, todavía los efectos futuros de las sentencias actuales están un poco confusos, ya que si bien la mayor parte de las decisiones han sido favorables para el consumidor, las Audiencias Provinciales están inclinándose hacia las entidades bancarias.

Además, has de tener en cuenta que incluso aunque se te dé la razón y no al banco, todavía queda por ver de qué manera se hace. Todo apunta, de acuerdo con los criterios de transparencia que los bancos están obligados a seguir, que el IRPH se vaya sustituyendo por el Euríbor, pero legalmente no se cierran otras posibilidades; es decir, una vinculación a otro tipo de índices creados por las entidades bancarias, beneficiosos para ellas, pero que sigan perjudicando al usuario, de otra forma distinta al IRPH.

Las reclamaciones por IRPH contienen todas las características legales para favorecer al consumidor. En primer lugar, porque en los índices de referencia a los que como usuario vinculas tu préstamo hipotecario no deben influir las entidades bancarias, lo cual ocurre en el IRPH. A su vez, por la falta de transparencia y de control, ya que en muchos casos el usuario no comprende realmente a qué está vinculando su hipoteca.

También como usuario puedes reclamar porque es un índice manipulable al no sujetarse al precio oficial del dinero, sino a los préstamos que cada entidad concede. No obstante, es importante que tengas presente que las diferentes decisiones que están tomando y la sentencia un poco ambigua aunque favorable para el TJUE generan una gran inseguridad jurídica e incertidumbre.

En definitiva, ya ves que al IRPH y sus sentencias todavía les queda mucho recorrido. Existen diferentes líneas que la Justicia puede seguir, pero ninguna de ellas está asegurada, ya que la sentencia del TJUE está sujeta a posibles interpretaciones diferentes. Solo el tiempo y las siguientes resoluciones de las reclamaciones nos dirán en qué posición se queda el consumidor que, por las características intrínsecas del IRPH, tiene las de ganar.

 

También te va a interesar: Qué decisiones van tomando los jueces con respecto al IRPH