En el calendario de millones de hipotecados se encuentra marcada, en rojo, la fecha del IRPH del 10 septiembre, cuando se dará a conocer el informe del abogado de la Unión Europea. Estas conclusiones son importantes, puesto que son el paso previo, junto con el informe de la Comisión Europea y la vista oral de septiembre de 2018, para conocer la decisión de la sala europea con respecto al IRPH.

¿Qué podemos esperar tras el 10 de septiembre? Entidades financieras e hipotecados, con deseos diferentes, cruzan dedos.

El informe del abogado general de la UE del 10 de septiembre

Si no existen cambios de última hora, será el 10 de septiembre la fecha más importante para los afectados por el IRPH. Es el día marcado en la agenda de bancos y clientes, puesto que esta jornada será cuando el abogado general de la UE emita el informe definitivo y previo antes de conocerse la sentencia de los 15 magistrados del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Estas conclusiones marcan siempre la línea que, con posterioridad, siguen los jueces en su sentencia. La mayoría de expertos consultados creen que tanto el informe como la sentencia posterior serán favorables para los intereses de los afectados.

El informe del abogado general de la UE del 10 de septiembre

 

El abogado de la UE ya se posicionó del lado del consumidor

El abogado de la UE defendió la transparencia en los diferentes contratos hipotecarios en las vistas orales, apoyando a los consumidores frente las entidades bancarias. Esto supuso un soplo de aire fresco para los afectados por IRPH.

La abogada del estado se posicionó al lado de los bancos

En contra, la abogada del Estado, durante la vista que se celebró en febrero, defendió a las entidades financieras. Instó a los abogados europeos a que, en el caso de declararse el IRPH como abusivo, no se devolviera con carácter retroactivo. Es decir, solicitó que los bancos no tuviesen que devolver a los clientes afectados todo lo pagado de más hasta ahora (en el caso que de la sentencia europea sea favorable a los intereses de los consumidores).

Los bancos reconocen jugarse hasta 16.500 millones de euros

Con la sentencia desfavorable que podría llegar a partir del 10 de septiembre, las entidades financieras temen perder cantidades millonarias, por lo que han presionado tanto a los tribunales como al Banco de España. Aunque algunos informes destacan que la cantidad que devolverían las entidades podría ascender hasta los 44.000 millones de euros, las grandes entidades bancarias españolas únicamente han reconocido deterioros en su balance por valor de 16.500 millones.

La sentencia del IRPH, algo que omiten las entidades

Por lo general, la sentencia es un tema que los bancos intentan omitir. Consideran que la afección a las cuentas de resultados es limitada y, además, han realizado pocas estimaciones sobre las cantidades a pagar. De hecho, el BCE ya ha advertido a las entidades sobre la afección que puede provocar en ellas de cara a cumplir los ratios de capital exigidos.

Se recomienda a los afectados que tengan paciencia

Los afectados del IRPH temen que los juicios lleguen a alargarse durante varios años. Ante esta tesitura, los expertos recomiendan a los afectados tener paciencia, y que no alcancen ni acepten, antes de la sentencia, ningún acuerdo con las entidades financieras.

En el calendario, marcada en rojo, la fecha del IRPH: el 10 de septiembre. Será el día clave en el que se conocerá el informe definitivo por parte del abogado de la Unión Europea. Los expertos señalan que hay altas probabilidades de que los afectados ganen esta batalla, aunque estos temen que los procesos judiciales se alarguen en demasía.