Desde el mes de diciembre de 2015, el Tribunal Supremo considera abusivas ciertas cláusulas asociadas a los contratos hipotecarios. En este artículo vamos a hacer un repaso de los gastos de hipoteca que no debiste pagar y te daremos algunos consejos para recuperar tu dinero.

Cabe señalar que los costes subyacentes son diferentes en cada Comunidad Autónoma y difieren según la entidad bancaria y la antigüedad de la hipoteca. En cualquier caso, si nos fijamos en las estimaciones generales, una hipoteca de 150 000 € puede llevar asociados unos gastos improcedentes que suman unos 3000 €. Como puedes comprobar, se trata de una cifra nada desdeñable que ha sido indebidamente cobrada y que se puede reclamar en virtud de la decisión del TS.

 

Gastos de hipoteca improcedentes

El proceso de financiación de una vivienda supone la aplicación de dos clases de gastos de formalización de la hipoteca que debemos cancelar. Por un lado, están los gastos de compraventa, es decir, aquellos relacionados con la escritura de propiedad. Por otro, están los de constitución de la hipoteca.

Seguidamente, enumeramos los principales gastos hipotecarios que puedes reclamar:

Gastos de notaría: En la práctica, suponen entre el 0,1 y el 0,5 % de la responsabilidad inherente a la hipoteca, a los que tenemos que sumar el coste por hoja de las escrituras.

Gastos de gestoría: Aunque no hay una norma legal que regule su cuantía, siempre que hay que valorar su impacto económico en la operación, que puede llegar hasta los 400 €.

Gastos del Registro de la Propiedad: Su coste no suele superar el 0,2 % del precio de la operación.

Gastos de tasación: Es posible reclamar todos los gastos derivados de la tasación de la vivienda siempre que la entidad bancaria impusiera sus propias condiciones en este ámbito; o sea, si arreglas el proceso de tasación con una empresa en particular.

 

Conozca los gastos por hipoteca

 

¿Quién tiene derecho a reclamar?

Cualquier persona que haya contratado un préstamo de tipo hipotecario, indistintamente de si ha terminado de pagarlo o no. Según algunas estimaciones, más de 8 millones de usuarios bancarios tienen contratada una hipoteca, de modo que todos ellos tienen derecho a reclamar. De todas formas, si el banco ha modificado las cláusulas consideradas abusivas, los nuevos usuarios no tendrán este derecho.

 

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de reclamación?

Si quieres reclamar los gastos hipotecarios que te han cobrado de más, lo primero que debes hacer es interponer una reclamación formal ante el defensor del cliente del banco o su servicio de atención al cliente. Después, la entidad dispone de un periodo de dos meses para darte una respuesta. Si la desestiman o, directamente, no te contestan, deberás presentar la demanda ante el juzgado competente. A partir de ahí, el procedimiento puede demorarse algunos meses.

 

¿Qué documentos han de presentarse?

Para que la demanda corra a trámite deberás presentar junto con la misma, la facturas del notario, del Registro de la Propiedad, de la empresa que haya hecho la tasación, la de la gestoría y, por supuesto, la escritura del préstamo hipotecario. Si no dispones de las de gestoría y notaría, puedes ponerte en contacto con sus responsables para solicitar una copia.

Por último, debes tener presente que no hay una fecha límite para presentar tu reclamación, por lo que, incluso si hace cuatro años que terminaste de pagarla, tendrás derecho a reclamar los gastos indebidos.

A modo de conclusión, te recordamos la importancia de contar con asesoramiento legal a lo largo de todo el proceso de reclamación. Gracias a la intermediación de tu defensa legal, podrás forzar un acuerdo con la entidad y recuperar lo que has pagado injustamente.

 

También te va a interesar: Gastos de hipoteca reclamables, cuáles son y qué reclamar.