Cuando firmas una hipoteca tienes, en ocasiones, el problema de que pagas gastos que no te corresponden. Los tribunales de justicia han acotado los gastos que puede cobrar un banco. Sigue leyendo si eres de los que te preguntas: «¿cuáles son los gastos de hipoteca que puedo reclamar?».

Los principales gastos de hipoteca que se pueden reclamar

Los gastos de constitución de una hipoteca eran asumidos por el cliente y numerosas sentencias de los tribunales españoles y europeos han indicado que no procedía. Hoy la jurisprudencia establece que determinados gastos se tienen que compartir, como mínimo, al 50 % entre prestamista y prestatario.

Los textos más importantes, a la espera de la nueva Ley Hipotecaria, son las sentencias STS 105/2019 y STS 705/2015.

1. Gastos de notaría

Los gastos de notaría tienen que ser asumidos entre cliente y entidad concesora del préstamo a partes de iguales. Esto sucede porque la jurisprudencia entiende que hay un interés de negocio por ambas partes.

2. Gastos del Registro de Propiedad

Los gastos del Registro de Propiedad tienen una consideración similar a los de notaría, de manera que tienen que ser asumidos por prestamista y prestatario al 50 %.

 

Los principales gastos de hipoteca que se pueden reclamar

 

3. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) ha pasado por varias fases. En un primer momento, las entidades financieras hacían pagar a sus clientes el tributo y hubo una jurisprudencia que lo avaló. Sin embargo, el Real Decreto 17/2018 carga el coste de este tributo en exclusiva sobre el prestamista.

Es bueno que sepas que, en este caso, ninguna hipoteca que se haya firmado ahora puede incluir esta cláusula.

4. Gastos de gestoría

Los gastos de gestoría son responsabilidad de la entidad financiera si esta ha impuesto al prestatario una determinada empresa. En caso contrario, se responsabilizará el prestatario. Este es uno de los gastos más polémicos porque no ha quedado bien claro quién lo tendría que asumir.

5. Tasación de la vivienda

La tasación de la vivienda es un gasto que tendría que asumir el cliente, pero hay una excepción en la que no es así. En el caso de que la entidad financiera haya obligado al prestatario a contratar un determinado agente de tasación, será esta quien tenga que asumir el gasto.

 

También te va a interesar: De nuevo, un juzgado de Toledo da la razón a un cliente de Coraza Legal en la reclamación de los gastos hipotecarios.

 

¿Cuál es el procedimiento de reclamación?

El procedimiento de reclamación se inicia cuando compruebas que has pagado una cantidad adicional en tu hipoteca en el pasado o presente. No obstante, recuerda que hay un plazo de prescripción para reclamar una deuda. En cualquier caso, se calcula que 8,2 millones de clientes que han recurrido a una hipoteca tendrían el derecho de reclamación.

Documentación que hay que aportar

Cuando hagas una reclamación, lo primero que has de aportar es la copia de las escrituras y de las facturas de gestoría, Registro de la Propiedad o del notario. Finalmente, debes aportar el modelo de liquidación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IJD). La documentación es condición sine qua non para poder realizar cualquier demanda con posibilidades de éxito.

Formas de reclamar

La reclamación puede ser por vía extrajudicial a los servicios de mediación que tienen las entidades financieras. Ahora bien, y en caso negativo, a partir de los 2 meses podrás utilizar la vía de la justicia ordinaria. El proceso de la justicia ordinaria es más costoso, sí, pero es necesario y conviene recordar que los usuarios ganan la inmensa mayoría de los pleitos que plantean.

Te animamos a que contactes con Coraza Legal para conocer cuáles son los gastos de hipoteca que puedes reclamar. Contar con un buen asesoramiento es fundamental para no hacer dejación de derechos.