El solicitar cualquier préstamo a una entidad bancaria, sin duda puede ser un gran dolor de cabeza, y qué me dices si dicho prestamos está relacionado a la adquisición del que podría ser tu nuevo hogar. ¿Problemático no es así? Los gastos de hipoteca se han posicionado desde noviembre del año pasado como un tema de interés a nivel nacional, a raíz de las recientes decisiones del Tribunal Supremo, ya que la complejidad del proceso y la falta de transparencia de parte de los bancos lo han hecho así. Veamos de qué se trata.

 

Es bastante normal tener un vínculo financiero con un banco, y más cuando lo que se desea es adquirir un bien inmueble, de esta manera los préstamos hipotecarios han logrado una gran popularidad, lastimosamente no podemos decir que esta sea muy buena. Hagamos memoria, ¿te suena el término gastos de hipoteca? Verás…

 

Te puede interesar: ¿Qué es un gasto de hipoteca?: puntos que debo tener en cuenta

 

Para formalizar el préstamo hipotecario con el banco y para que este marche conforme a lo legal, es necesario la realización de una serie de registros y documentos. La razón por la que la claridad de parte de las entidades bancarias ha estado en entredicho, es que, al momento de ejecutar dichos documentos, los gastos de hipoteca terminan recayendo totalmente sobre los hombros de los clientes. Situación que no debería estar pasando.

 

Por lo anterior, si has pagado la totalidad de los gastos de tu hipoteca, te tenemos una buena y una mala noticia.

 

La mala, es que la entidad bancaria fue deshonesta ya que no debías amortizar todos los gastos concernientes al préstamo.

 

La buena, es que puedes y debes reclamar.

 

Las entidades bancarias están en la obligación de informarte con claridad sobre cualquier producto o servicio contratado junto a ellas, ya que su propósito es brindar un servicio basado en la honestidad, la eficiencia y el compromiso constante con el cliente; por lo que es punible ante la ley cualquier acto o hecho que altere ese pacto formal entre cliente y banco.

 

La ley es clara frente a los procesos relacionados con los gastos de hipoteca, por lo que se estima que cerca de 8,2 millones de personas que han adquirido una en los últimos 10 años, pueden reclamar.

 

Así que revisa tu contrato, las cláusulas propias de la hipoteca y has cuentas de todos los coates que tuviste que pagar, con el fin de que al momento de que exijas tu subsanación, puedas mostrar todos los comprobantes necesarios.

 

Recuerda, debes demostrar claramente que fuiste obligado a correr con todos los gastos de hipoteca para poder salir airoso del proceso. 

¿Qué debes tener en cuenta?

  • Guardar todos los comprobantes de los pagos realizados por tu parte.
  • Comprueba que efectivamente no recibiste la información adecuada.
  • Presenta el contrato de préstamo hipotecario y las cláusulas que estuviste obligado a cumplir.

 

No olvides que, si llevas a cabo un proceso de reclamación, estás contribuyendo a que miles de personas en tus mismas condiciones se motiven a denunciar a sus entidades bancarias. De los consumidores depende que los servicios mejoren, por eso busca asesoría de un profesional en el tema y garantiza el cumplimiento de tus derechos.

 

Te puede interesar: ¿Existen plazos para reclamar los gastos de hipoteca?

 

Si requieres mayor información sobre gastos de hipoteca y cómo reclamar, no dudes en contactarnos.