Nunca es bueno deber dinero, pero mucho menos si el acreedor es el banco, porque tiene potestad para aplicar intereses y comisiones que pueden hacer que la deuda crezca de forma bastante importante. Sin embargo, la unión de los consumidores y usuarios ha hecho que ahora las entidades bancarias no lo tengan tan fácil a la hora de abusar, e incluso se ha planteado ya ante los tribunales la legalidad de comisiones de posiciones deudoras.

¿Qué significa estar en números rojos?

A lo que hacemos referencia cuando hablamos de números rojos es a aquella situación en la que la cuenta corriente de una persona se ha quedado sin dinero. Muchas veces se cree que esto ocurre por hacer una mala gestión del dinero, pero no tiene que ser necesariamente así. El descubierto en la cuenta puede venir dado por un imprevisto o incluso por causas ajenas al propio titular.

Estar en números rojos es una situación más normal de lo que parece. Que algunos de sus clientes se van a quedar sin saldo suficiente en sus cuentas es algo que las entidades bancarias tienen totalmente asumido. Precisamente por eso, aplican las comisiones de descubierto o de posiciones deudoras.

También te va a interesar: Caso de éxito – Recupera 3.465 euros a uno de sus clientes por comisiones de “números rojos “

¿Cómo actúa el banco ante una cuenta en números rojos?

Como acabamos de señalar, tener cuentas con saldo insuficiente para atender los pagos domiciliados o incluso para sacar dinero del cajero es algo habitual para los bancos.

Lo que hacen en estos casos es cubrir el descubierto. Hacer un pequeño préstamo a su cliente para que pague los recibos pendientes o saque dinero en efectivo. Pero, como es lógico, luego el interesado tendrá que pagar una comisión por ello.

Este servicio prestado por el banco puede sacar a los usuarios de más de un apuro, pero debemos tener en cuenta que la entidad no puede cubrir grandes cantidades. Existe lo que se conoce como límite de descubierto, que es la cuantía máxima que el banco está dispuesto a adelantar a su cliente.

¿Son legales las comisiones bancarias de posiciones deudoras?

Dudas sobre la legalidad de comisiones de posiciones deudoras

Un banco es una entidad especializada en prestar servicios relacionados con las finanzas y obtiene sus ganancias cobrando por dichos servicios. De ahí que esté amparado por la legislación a la hora de cobrar ciertas comisiones.

En el caso de las comisiones de posiciones deudoras la norma nos dice que son legales porque son la forma de compensar al banco por esas gestiones que tiene que hacer para reclamar y recuperar el descubierto. Además, para que se pueda cobrar es necesario que la situación de descubierto en la cuenta sea por culpa del titular de la misma.

Lo que ocurre realmente es que en muchos casos el cobro no es legal, porque el descubierto (ese pequeño préstamo que ha hecho el banco) se paga a los pocos días y por tanto la entidad bancaria no tiene que iniciar ningún proceso para reclamar la devolución del dinero.

¿Cómo actuar si te cobran una comisión de posiciones deudoras ilegales?

El banco suele cargar la comisión de forma automática si la cuenta ha entrado en números rojos, y la cuantía suele ser de unos 30 o 40 euros. Pero esto no es lo único que se paga, también se aplica una comisión por descubierto y los intereses de demora. La conclusión es que el descubierto puede salir por más de 50 euros.

Contra las comisiones por descubierto y los intereses de demora poco se puede hacer salvo que el banco esté aplicando tipos de interés superiores a los que permite la ley. En este caso, debería ocurrir lo siguiente:

  1. Si la situación de números rojos se ha solventado pronto, el afectado puede reclamar la devolución de la comisión por posiciones deudoras.
  2. En la mayoría de los casos los bancos suelen devolver el dinero sin problema.
  3. En caso de no hacerlo, el cliente reclamará ante el Banco de España y la entidad va a tener que acreditar que de verdad ha realizado gestiones para el cobro del descubierto. Si no puede hacerlo, tendrá que devolver igualmente la cantidad cobrada.

Nuestro ordenamiento jurídico reconoce la legalidad de las comisiones de posiciones deudoras, pero solo cuando estas tienen una verdadera razón de ser. Por eso, si te las han cobrado indebidamente, reclama cuanto antes.