Existen comisiones bancarias legales e ilegales en nuestro país. Las segundas son especialmente graves y deben ser denunciadas de inmediato, pero si te han aplicado las primeras de manera incorrecta o abusiva, también debes defender tus derechos. Llegados a este punto, ¿sabes cuáles son las legales e ilegales y las sentencias judiciales existentes a favor de los clientes? Presta atención.

 

Comisiones legales o ilegales

Las entidades financieras pueden aplicar comisiones de todo tipo. Son legales. Sin embargo, el Banco de España claramente en qué dos supuestos: cuando el cliente lo solicita y se disfruta de un servicio real, y que los gastos se hayan producido de verdad.

Una de las primeras comisiones que se te vendrán a la cabeza serán las de mantenimiento o administración. Si tienes contratada una hipoteca, préstamo o cualquier producto, no es una excusa para que la entidad te aplique cargos mensuales. En el caso de que se hayan domiciliado recibos o contratado tarjetas (de cualquier tipo), las comisiones sí van a ser legales.

Otra comisión muy conocida es la de descubierto. En su mayoría es considerada como ilegal, aunque la entidad sí tiene derecho a cobrar el interés legal de la cifra descubierta. Casi siempre, este tipo de comisiones suelen darse en cuentas con pocos fondos, por lo que la sorpresa es mayúscula cuando se producen.

Por otro lado, la de ingresos en efectivo sería una de las que más dudas provocan entre los clientes. Se producen cuando alguien nos realiza un ingreso a nuestro favor en una cuenta de la entidad. Son también completamente ilegales, puesto que no se presta el servicio a la persona que está realizando el ingreso.

 

Principales sentencias por el cobro de comisiones ilegales o abusivas

Desde que la rentabilidad de las entidades financieras ha bajado por las políticas monetarias del Banco Central Europeo (BCE), los bancos han incrementado sus comisiones a sus clientes para engordar sus cuentas de resultados. Esto ha conllevado que se apliquen cargos indebidos y que, como es lógico, muchas personas denuncien estas comisiones a organismos que velan por el Derecho bancario. No es de extrañar que se hayan producido varias sentencias firmes en contra de las entidades.

Una de las sentencias más recientes, del Tribunal Supremo, es la anulación a Kutxabank de una comisión de 30 euros por estar en números rojos. No cumplía los requisitos del organismo al entender que esta comisión puede reiterarse y está planteada como una reclamación automática.

Sin embargo, las sentencias se han sucedido sobre todo con las comisiones abusivas de las famosas tarjetas revolving, las cuales están causando un auténtico rompimiento de cabeza a muchos de sus usuarios. La última sentencia afecta a WiZink y, por otro lado, da la razón a un ciudadano de Getafe. La entidad tendrá que devolver 17 102 euros por aplicar cargos superiores a los establecidos.

Por último, otra sentencia de 2019 obligó al ya desaparecido Banco Popular a devolver el 70 % de las comisiones que aplicó a un cliente marbellí, durante cuatro años, en supuesto concepto de mantenimiento y administración de la cuenta. En este caso, el juzgado de 1ª instancia de la ciudad de Marbella consideró que estas comisiones fueron cargadas de manera indebida porque no figuraban en el contrato firmado entre la entidad y el propio cliente.

En los últimos meses se han producido nuevas sentencias a favor de los clientes de entidades financieras que se han visto afectados por la aplicación de comisiones abusivas, de todo tipo. Si es tu caso, recuerda defender tus derechos.

 

También te va a interesar: nulidad de la comisión bancaria de posiciones deudoras.