A raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria muchos propietarios se vieron en la obligación de vender sus terrenos por un precio menor al que fueron adquiridos. Pese a esto, los ayuntamientos siguen reclamando el pago de la plusvalía municipal, impuesto que resultó una pérdida más para los contribuyentes.

Si participaste en la venta o transmisión de un inmueble, ya sea como vendedor o comprador, esta información te interesa, con especial motivo si la venta de dicho inmueble produjo más perdidas que ganancias.

Ahora bien, veamos a continuación qué es la plusvalía municipal.

¿Qué es la plusvalía municipal?

La plusvalía municipal o el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, es un impuesto que todo contribuyente debe pagar al ayuntamiento cuando vende un inmueble y obtiene una ganancia por ello. Este impuesto es completamente válido y legal, está regido por el Real Decreto Legislativo 2/2004 del 5 de marzo.

 

¿Por qué la plusvalía municipal es uno de los impuestos más cuestionados recientemente?

 

plusvalía impuesto más cuestionado

Este impuesto, como lo dijimos anteriormente debería gravar el incremento de valor que sufren los terrenos de naturaleza urbana en el momento en que se produce una transmisión de la propiedad, sin embargo, esto no siempre es así. Muchos propietarios se vieron obligados a vender sus casas por un precio menor al que las compraron y, aun así, debieron pagar el impuesto de plusvalía municipal a pesar de no tener ganancia alguna, incluso sufriendo pérdidas. De la misma manera una persona que recibía una vivienda heredada la cual había perdido valor en el mercado, debía pagar dicho impuesto.

Esta injusticia hizo tal ruido que llegó en el 2017 hasta la Corte Constitucional, quién declaró nulo el impuesto en los casos en los que se producen pérdidas. El Tribunal Constitucional considera que el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, vulnera el principio de capacidad económica en la medida de que no esta vinculado a la existencia de un aumento real del valor de la propiedad.

 

¿Cómo empezó la polémica por este impuesto y en que está hoy en día?

 

Inicio de polémica de plusvalía


Todo empezó en el año 2010, cuando un ciudadano de Cuenca recibió una liquidación complementaria del impuesto de plusvalía por la venta de un inmueble que se había efectuado en el año 2005. El ayuntamiento estaba reclamando una deuda de EUR 18.000 aprox. En este caso la lucha fue larga, pero dio como resultado que el contribuyente no debía pagar dicho impuesto; Además porque se puso en duda la fórmula matemática por medio de la cual se calculaba el valor a pagar.

 

El método para calcular el valor supone valorar el incremento del valor del suelo del terreno en los próximos veinte años y no el que se produjo en los últimos veinte años, una formula irreal que grava la revalorización futura de las viviendas y no la real. En definitiva, se trata de un error en la fórmula del cálculo, ya que se esta gravando sobre una riqueza irreal y superior a la realmente planeada sobre el valor que la propiedad obtendría en el futuro y no el generado desde que se adquirió.

 

Las últimas resoluciones sobre la plusvalía municipal:

 

  • El Alto Tribunal establece mediante los artículos 1 y 107.2 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales, que este impuesto es declarado inconstitucional solamente cuando la venta del inmueble provoque una pérdida para el contribuyente.
  • La fórmula sobre la que se calcula la plusvalía municipal es completamente válida y legal.
  • Según la sentencia del 27 de marzo de 2019, no es posible utilizar una fórmula de cálculo distinta en la prevista en la Ley de Haciendas Locales.
  • Esta sentencia cierra la puerta para que puedan reclamar y recuperar lo pagado de más en la venta de una vivienda en los casos en los que hubo ganancia, puesto que en el caso de pérdidas no se paga el impuesto.
  • Esta batalla judicial ha mantenido en vilo a los ayuntamientos de toda España, puesto que de la decisión final del Alto Tribunal dependían miles de millones recaudados cada año.

Conoce más sobre: Mayores de 65, ¿exentos del pago de la plusvalía?

Para finalizar, no olvides que cualquier ciudadano que haya transmitido un inmueble y haya registrado pérdidas puede solicitar la devolución del impuesto y lo puede gestionar con ayuda de un asesor legal. En caso de que la transmisión fuese a ganancias, el asesor legal puede estudiar el caso a fondo, establecer el valor que el contribuyente debía haber pagado, calcular la diferencia contra lo que pagó y hacer una reclamación formal ante el ayuntamiento.