Una de las principales dudas de muchos particulares o autónomos es sobre si hay que reclamar las comisiones bancarias. La respuesta es claramente afirmativa: . Algunas entidades son conscientes de que el cobro de las comisiones o bien es desmesurado o bien no debería producirse. Así, si los clientes reclaman, podrán recuperar su dinero; sin embargo, si no existen reclamaciones, ingresan una cantidad extra.

 

Las comisiones bancarias cobradas de más deben reclamarse

Las comisiones son las cantidades que los bancos nos cobran por prestarnos un servicio financiero. El envío de transferencias, los cargos o la administración de la cuenta, en muchas entidades, tienen un coste en forma de comisiones. Pueden ser cobradas de golpe o poco a poco (con cuantías mensuales, trimestrales o semestrales). Pese a que cuando firmamos el contrato con el banco debemos conocer qué comisiones nos van a ser cobradas, no son pocas las entidades que sorprenden a sus clientes con cantidades cobradas y sin tener conocimiento previo de ellas.

Según datos del BCE, las grandes entidades españolas cotizadas en el Ibex-35 obtienen el 23 % de sus ingresos totales por las comisiones, y además en un contexto de baja rentabilidad del sector bancario con los tipos de intereses en mínimos históricos.

Eso sí, las entidades deben informar de cualquier cambio en estas comisiones y, no solo eso, sino que además deben poder ser consultadas en la página web o en las aplicaciones financieras. Si esto no es así, recuerda que en el Banco de España existen las tablas con las cantidades mínimas y máximas permitidas. Y que, en cualquier sucursal, en oficina y de manera presencial, tienen la obligación de informarte sobre las cuantías que pueden aplicarte por los servicios.

Debes tener en cuenta que existe una normativa que los bancos deben cumplir ante estos cargos. Estos son libres de aplicarlas, aunque esto no significa que ellas puedan aplicarse sin límite de tiempo y cuantías: tienen ciertas limitaciones preestablecidas que deben respetar.

 

Cómo puedes reclamar estas comisiones bancarias

Si estás en una situación de cobros indebidos de comisiones, puedes reclamar para recuperar tu dinero. Ponte en manos de profesionales, quienes te ayudarán en todo el proceso, el cual consta de los pasos que describimos a continuación.

 

1. Reunir la documentación

Es importante que puedas demostrar que te han cobrado estas cantidades. Basta con los justificantes bancarios o la aportación de los documentos donde se reflejen las anotaciones en tu cuenta. En el caso de que no tengas comprobante, la entidad financiera está en la obligación de aportarte todos los detalles de tus movimientos.

 

2. Exigir a la entidad la devolución de las cantidades

Una vez recopilada la información necesaria, puedes exigir de manera formal la devolución de las cantidades cobradas de más o injustamente. Se recomienda hacerlo por escrito, por lo que un profesional no solo te ayudará con el documento que has de presentar, sino además a conocer exactamente las cuantías pagadas de más. La reclamación «amistosa» en la entidad debe ser clara y directa.

 

3. Reclamación jurídica

En el caso de que la entidad no quiera devolverte el dinero, lo ideal es presentar una demanda contra la entidad. En cualquier caso el cliente saldrá ganando; en esta situación ha estado mucha gente y existen sobrados precedentes de resoluciones en las que se le ha dado la razón al afectado.

¿El banco te ha cobrado más comisiones de las que debería? Si es así, ponte cuanto antes en manos de profesionales que defiendan tus derechos. Los abusos bancarios no deben quedar impunes.

 

También te va a interesar: comisiones de los fondos de inversión, el deber ser.