Existen múltiples comisiones bancarias que han sido objeto de denuncias de usuarios, tanto por parte de empresas que requieren financiación como de particulares que disponen de una cuenta corriente.

En algunos casos, estas comisiones forman parte de los gastos que presupone la concesión de un préstamo. Por otro lado, pueden implicar consecuencias negativas cuando realizas una inversión. Vamos a repasar las más reclamadas según nuestros expertos legales.

 

Comisiones que más reclaman los usuarios

Las comisiones bancarias están relacionadas con los servicios que se ofrecen en una entidad bancaria. Teniendo en cuenta que, en ocasiones, te las cobran sin razón, perjudicándote e incumpliendo las normativas establecidas por el Banco de España, la reclamación es la única vía que te queda para poder recuperar tu dinero. Entre las más reclamadas por los usuarios bancarios se encuentran las siguientes.

De saldo deudor

Esta es una de las comisiones más frecuentes y suele darse cuando te quedas en números rojos. Generalmente, se aplica cuando en la cuenta no existe liquidez suficiente y aun así se paga un recibo. Esta situación es aprovechada por los bancos, en algunas ocasiones, para cobrar una comisión que oscila entre los 24 o 40 euros, según el banco del que se trate. Se vincula con el cobro de las notificaciones enviadas a los clientes para recordarle o avisarle que tienen una deuda pendiente.

Por descubierto

Estamos ante la presencia de este tipo de comisiones cuando contamos con un capital insuficiente para hacer frente a un pago. En estos casos, si adquirimos un bien o pagamos un servicio, la cuenta corriente pasa a tener saldo negativo. La cantidad que nos facilita la entidad financiera, los números mostrados en color rojo, será cobrada conjuntamente con la respectiva comisión por descuento.

De devolución de efectos impagados

Estas comisiones están ligadas, fundamentalmente, con el cobro de un servicio o un trabajo hecho por autónomos o empresas. No obstante, en el momento que una persona asiste a un banco para cobrar un pagaré es posible que la entidad, aunque no haya hecho la operación, cobre de todos modos una comisión. La misma carece de sentido si el pagaré no tenía disponibilidad de fondos.

Intereses de demora

Su cuantía se halla teniendo en cuenta los días que una cuenta corriente ha tenido un saldo negativo. Concretamente, se aplica un porcentaje a la cantidad que está al descubierto.

 

Denuncias sobre intereses de mora

 

De mantenimiento

Las comisiones de mantenimiento, en algunos casos, se pueden evitar una vez que contratas productos adicionales, como seguros, o en el caso de que domicilies la nómina, la pensión. También si inviertes en bolsa o si solicitas un crédito.

De administración

Están relacionadas con los importes que deben ser abonados cuando se realizan diferentes movimientos y operaciones en una cuenta. Por lo tanto, se corresponden con el nivel de uso que se le da a la cuenta, o lo que es lo mismo, con el número de operaciones en un periodo determinado.

De estudio

Tienen lugar cuando es necesario el análisis de ciertas operaciones. Se aplica un porcentaje sobre el montante objeto de estudio.

Existen algunos tipos de comisiones que, de no ser aplicadas teniendo en cuenta los límites impuestos por la legislación vigente, pueden resultar altamente perjudiciales para la salud financiera de cualquier tipo de cliente. Esta situación ha supuesto numerosas reclamaciones y la denuncia de los afectados.

Si te encuentras en una situación de desamparo con respecto al cobro de comisiones abusivas por parte de tu banco, no dudes en solicitar ayuda de nuestros abogados expertos, podemos ayudarte a recuperar lo que es tuyo.

También te va a interesar: Las comisiones de devolución de efecto impagados, ¿son legales?