Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. Aunque en la mayoría de entornos laborales se apueste a la implementación de políticas de prevención, tiende a ser una situación que no se puede del todo controlar. Cuando como trabajador eres víctima de una situación desfavorable tienes varias opciones y una de ellas es el aceptar la compensación inicial ofrecida por la empresa y, aunque no sea una mala opción, el aceptar sin conocer el protocolo establecido puede acarrear algunos imprevistos. Así que presta atención, porque te contaremos los puntos que debes tener en cuenta.

 

Como lo hemos mencionado en artículos anteriores, los accidentes laborales son situaciones en las que el trabajador sufre de algún tipo de lesión. Esto solo es válido cuando el siniestro se da dentro del entorno laboral o durante la ejecución de sus deberes. Las lesiones pueden variar dependiendo la intensidad del accidente, llegando desde incapacidades simples, hasta invalidez permanente.

 

Te puede interesar: Accidente laboral: ¿A qué indemnizaciones tengo derecho?

 

Los accidentes laborales son totalmente reclamables, sin embargo, existen una serie de requisitos para poder validar el procedimiento (para verificar dichos aspectos ingresa a nuestro post ¿Qué indemnización me corresponde por un accidente laboral?). Una vez hayas establecido que cumples con lo necesario para recibir una indemnización, deberás tener en cuenta un punto fundamental: la aceptación de compensación.

 

Verás, al momento de presentarse un accidente y la empresa decida ofrecerte una compensación por daños derivados, tienes la opción de firmarla y recibir el monto propuesto, pero de hacerlo, pierdes por completo el derecho de reclamar una indemnización por secuelas, aun si se presenta una invalidez permanente.

 

Hay que tener en cuenta que lo anterior ocurre siempre y cuando no se presenten cambios en el estado de salud, secuelas o gravedad de las lesiones, en el tiempo transcurrido entre la firma de la aceptación y renuncia y el cambio de la incapacidad.

 

Como puedes darte cuenta, la firma de la renuncia es una decisión casi que irreversible, por lo que el Tribunal Supremo se puso en la tarea de determinar el alcance que puede llegar a acarrear la renuncia voluntaria. Por ello debes tener presente:

 

  • La renuncia de indemnización por accidente laboral es una formalización casi que irrevocable.
  • A menos de que se compruebe la falta de conocimiento del trabajador sobre el estado real o el avance que puede tener la lesión, al momento de firmar la renuncia de indemnización, se puede realizar una intervención en el que se dé por anulada la renuncia.
  • Recuerda siempre estar completamente asesorado sobre la situación real y futura de tu lesión.
  • Cumple con los requisitos de chequeos médicos y especializados para determinar el nivel de daño producido por el accidente.
  • Infórmate, asesórate y mantente al tanto de las leyes que regulan todo lo relacionado al valor y pasos a seguir para recibir una indemnización por accidente laboral.

 

Te puede interesar: ¿Qué indemnización me corresponde por un accidente laboral?

No olvides que como empleado mereces recibir información completa sobre tus derechos ante un accidente laboral, así como la respectiva atención médica. De la claridad de los procesos depende la toma de tus decisiones.

 

Por eso si requieres asesoría sobre tu caso, no dudes en contactarnos.