¿Te has visto envuelto en una pelea que te ha generado múltiples lesiones? Si desgraciadamente es así, te contamos los pasos que deberías tener en cuenta. Tienes que saber también que tienes derecho a una indemnización por los daños y perjuicios que te hayan podido causar.

 

DENUNCIA LA AGRESIÓN

Lo primero que tienes que hacer es denunciar los acontecimientos lo más rápido posible para que la Policía acuda al lugar de los hechos y levante un atestado.

 

RECOLECCIÓN DE DATOS

Una vez que haya tenido lugar la agresión, intenta recoger la mayor cantidad de datos posible (también pueden hacerlo por ti si en ese momento no te encuentras bien).

Declaraciones de los testigos, sus datos por si tuvieran que ir a testificar, fotografías si ha habido algún desperfecto en la calle…

Si durante la pelea, ha habido desperfectos también en ropa o en alguna de las cosas que portaras (gafas, bolso, mochila…), tómalo como prueba y hazlo constar en la denuncia.

 

ACUDE A TU MÉDICO

Igual de importante que la denuncia, es el parte de lesiones. Tras la pelea, acude lo antes posible a tu médico para que deje constancia de las lesiones derivadas de la pelea. Este diagnóstico será el que determine la indemnización y la pena al agresor.

Como ves, lo más importante es que tú, como afectado, te mantengas activo en la búsqueda y recolección de datos, así como en la toma de decisiones y pasos a dar durante todo el proceso.

Tras haber recolectado la mayor parte de los datos, interpuesto la denuncia y contar con el parte de lesiones, el siguiente paso es reclamar las lesiones.

 

INDEMNIZACIÓN POR LESIONES

Las lesiones pueden dar lugar tanto a indemnizaciones por lesiones permanentes o secuelas (valoradas en función de la edad de la víctima) como lesiones temporales.

¿Cómo se puede conocer la cifra de la indemnización?

La valoración de las lesiones derivadas de agresión se realiza aplicando la Ley 35/2015, del 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Estas lesiones se rigen por ese baremo de tráfico, que las distingue dependiendo de su gravedad. En base a la gravedad, se genera una cantidad diaria económica que se va acumulando. El total es el resultado de la indemnización.

Si ha habido secuelas físicas (cicatrices) tras la agresión, la indemnización se rige según una tabla de puntos. A mayor número de puntos que se hayan tenido que dar para curar la lesión, mayor será la indemnización. Para calcularla también dependen otros factores como la edad del afectado, si es una secuela facial…

 

Desde Coraza Legal, contamos con un departamento especializado en este tipo de lesiones derivadas de agresión. Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y solucionaremos todas tus dudas. Nosotros podemos ayudarte.

 

 

 

¿Necesitas reclamar?

infografia-classic-cta

¿Necesitas asesoramiento?