Repasamos, a continuación, todo lo que debes hacer para cobrar una indemnización accidente laboral en casa. De estar teletrabajando, no dudes en hacer valer tus derechos.

¿Qué aspectos legales pueden ser determinantes en un accidente laboral por teletrabajo?

La ley del teletrabajo llegó para crear un marco legal, hasta la fecha inexistente, donde desarrollar esta alternativa. En lo que respecta a los posibles accidentes laborales, es esencial debatir sobre algunos aspectos importantes:

  • Se entiende por accidente de trabajo el que sucede en tu lugar de trabajo (en este caso tu casa).
  • La empresa (como se verá más adelante), debe facilitarte una serie de medidas de prevención de riesgos laborales para prevenir los accidentes.
  • Habría que analizar detalladamente cada circunstancia para saber si se trata, realmente, de un accidente laboral derivado de la actividad que realizas y no causado por otro motivo ajeno a tu labor.

¿Cómo se pueden prevenir los riesgos laborales si trabajas desde casa?

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales también se aplica si el trabajador desarrolla su cometido desde un lugar ajeno a la empresa. Sin embargo, la empresa tiene derecho a controlar si cumples, o no, con las medidas. Para evitar daños intenta:

  • Tener una mesa y una silla que te permitan trabajar cómodamente.
  • Reducir la fatiga visual con una iluminación correcta.
  • Separa tu vida personal de la laboral programando tus horas de trabajo. Reducirás el estrés.
  • Crea tu despacho aislando ese espacio del resto de la casa para reducir la posibilidad de accidentes.

¿Cuáles son los métodos para demostrar que has sufrido un accidente en casa?

La clave está en el análisis detallado de la causa del accidente. Por ejemplo, se entiende que los cortes o las quemaduras que puedes sufrir al prepararte la comida no son accidentes de trabajo como tales.

Sí se pueden considerar así las posibles descargas eléctricas, entre otras circunstancias, que experimentes al manejar un ordenador que te ha dejado la empresa o los daños ocasionados por las herramientas imprescindibles para cumplir con las especificaciones de tu contrato.

Es decir, se aconseja contar siempre con un parte médico en el que se especifique la fecha y la hora y la causa. En todo caso, la empresa también podría solicitarte responsabilidades por el mal uso de su material, por lo que cualquier información que puedas recopilar de los motivos de tu accidente es imprescindible.

¿Cuáles son tus derechos ante esta situación?

Tras presentar la documentación correspondiente y las pruebas de que el accidente no se debe a tu negligencia, has de presentar la demanda correspondiente para:

  • Conocer quién debe pagar las prestaciones durante tu baja.
  • Saber cuánto deben pagarte (dependiendo del tipo de incapacidad y de accidente).
  • Saber si vas a tener, o no, que completar el subsidio que recibas por la incapacidad temporal dependiendo de lo que indique la Seguridad Social.
  • Depurar la responsabilidad que ha tenido el empresario. En ocasiones, no se ofrecen normas a seguir en lo relativo a la prevención de los riesgos laborales. De ser así, deberás saber cuál será el recargo de prestaciones e incluso solicitar una indemnización por daños y perjuicios.​

Debes tener claro que si se confirma que el accidente se considera no laboral, o está provocado por no seguir las instrucciones pertinentes, podrías ser objeto de sanción cuya cantidad debería estar especificada en la normativa interna de la empresa.

Por lo tanto, consideramos esencial que tengas siempre en cuenta que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se aplica independientemente de donde te encuentres. De sufrir un accidente, intenta demostrar su causa con las pruebas pertinentes y haz valer tus derechos de la forma arriba expuesta.