No es raro que si se realiza un trayecto en una carretera secundaria o comarcal nos crucemos en zonas en las que habiten animales salvajes – domésticos como ganado-, y que alguno de estos, desgraciadamente, acabe provocando un accidente de coche al intentar, en la mayoría de las ocasiones, evitarlo dando un volantazo. A continuación, te daremos las claves para que sepas cómo actuar y qué debes de hacer para reclamar.

¿Cuántos accidentes de tráfico en los que hay involucrado un animal se producen al año?

Según los datos proporcionados por la DGT, entre los años 2012 y 2017 se produjeron un total de casi 9.000 accidentes. De todos los accidentes de trafico que se produjeron, en al menos 257 hubo alguna víctima mortal.

 

Además, estos datos proporcionan información muy valiosa respecto a en qué lugares y momentos suelen ser los más propicios para que se desencadene un accidente de tráfico de estas características. Más del 80% de estos accidentes se producen en carreteras convencionales, normalmente cuando la luz del día empieza a disminuir, es decir, a partir de que atardezca y además en las estaciones de primavera y otoño.

¿Qué hacer cuando tenemos el accidente?

Lo primero es, como en cualquier otra situación en la que se produzca un incidente, es señalizar la zona adecuadamente con los respectivos conos además de colocarse el chaleco reflectante. En el caso de que alguno de los ocupantes del coche haya resultado herido, habrá que realizar una llamada al teléfono de emergencias (112) y en el caso de que se haya herido al animal, también habrá que avisar al Seprona (062).

 que-hacer-cuando-se-tiene-un-accidente-de-trafico-con-un-animal

 

Debes de saber que, además, tal y como recoge Ley 6/2014 del 7 abril, en el caso de que se produzca un atropello, colisión o impacto, en el caso de que invada el animal la calzada, el responsable por defecto sería el conductor del vehículo, por lo que esta ley que entró en vigor en el 2015 hace muy complicada cualquier tipo de reclamación. Pero existen dos situaciones que se podrían considerar como excepcionales y serían las siguientes:

 

  • Si se produce el accidente justo después o en un transcurso máximo de 12 horas se llevo a cabo una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor. En este caso el responsable sería el dueño del terreno.

 

  • Si el accidente se produjera en una zona a causa de un mal cerramiento, falta de señalización o vallado. En este supuesto el responsable sería el dueño de la vía.

¿Quién cubre los daños ocasionados?

Si se deseas que la aseguradora del vehículo sea quien se haga cargo de los daños ocasionados del accidente con un animal, en primer lugar, es imprescindible que exista un atestado policial en el que se recoja lo sucedido, además de recabar todas las pruebas posibles como pueden ser fotografías del estado del vehículo, la calzada, el animal…

 

No todos los seguros ofrecen cobertura en caso de que el motivo por el que se haya producido el accidente de coche haya sido el atropello, impacto o colisión con un animal, en este caso se tendrá que comprobar que la póliza contratada ha sido ampliada o cubre este tipo de siniestro.

 

Una vez hecho las comprobaciones oportunas, el siguiente paso sería que la aseguradora, y siempre que se haya producido alguno de los casos citados anteriormente la aseguradora comenzará a realizar los trámites oportunos para reclamar o bien al dueño del terreno o de la vía en cuestión, los costes que se han derivado del accidente de coche.

 

Si te has visto involucrado en un accidente de tráfico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que puedas disfrutar así del mejor asesoramiento posible. En Coraza Legal sabremos ayudarte.